domingo, 2 de marzo de 2014

Perchero II



Me hacia falta un perchero para un dormitorio, y rebuscando entre los materiales, encontré lo que necesitaba, unos baldosines de barro como los que utilicé para hacer una lámpara de led, unos trozos de madera de palet, unas anillas de hierro y unos clavos largos de forja decorativos.

Para hacer los cuarterones centrales, como he dicho, he utilizados unos baldosines de barro de 7X7 cm, pero se puede utilizar cualquier otro material.

Para colgar las prendas en el perchero, he colocado los clavos largos de forja, que son lo suficiente sólidos para soportar las cosas que cuelgues en ellos.

He envejecido la madera imitando zonas de carcoma y he pintado de nogalina quedando un aspecto antiguo a este perchero. Este ha sido el resultado

 



domingo, 16 de febrero de 2014

Porta pinceles.




He esperado a encontrar un tronco adecuado para hacer este práctico porta pinceles y cuando me trajeron este tronco de encina decidí hacerlo.

El tronco elegido ha sido uno bastante redondo, de unos 10 cm de diámetro. Cortamos un trozo de unos 8-10 cm de grueso. Una vez cortado, hacemos lo agujeros que deseemos distribuyéndolos por todo el tronco. He medido para que no estén demasiado juntos entre si y los he separado unos 2-3 cm entre ellos y he taladrado 9.

Con una broca de 9 mm he perforado el tronco haciendo los agujeros que servirán para colocar los pinceles. Una vez hechos estos agujeros he cortado un trozo en diagonal, dejando la pieza en forma de "cuña". Me gusta más que tenga esta forma a que sea un simple tronco recto.

Una vez cortado he pasado una broca mas gruesa para eliminar el filo. Este es su aspecto.


domingo, 12 de enero de 2014

Cofre.



Llevo tiempo queriendo hacer un cofre, pero siguiendo con la línea de este blog no he querido hasta conseguir todas sus partes de productos reciclados.

Hace unos días encontré lo único que me faltaba, unas tiras de fleje de acero utilizadas para los embalajes de gran tonelaje. Son ideales para hacer muchos objetos.

Al ser de más anchura que las que tenia, me ha permitido hacer las piezas que necesitaba.

La mayoría de las partes metálicas que utilizo para hacer partes antiguas, las suelo oxidar y envejecer. Como he dicho en anteriores entradas. Las sumerjo en agua con ácido, hasta que cojan un aspecto apropiado y parezcan antiguas.

He utilizado maderas de una vieja estantería, también de palet y la base de las cajas de  vinos, que como os comenté, es una buena materia prima para hacer numerosos objetos.



Las bisagras y refuerzos están hechas con las tiras de fleje mencionado y el tirador con una vieja anilla de hierro, y alambre.


He imitado carcoma y desperfectos en la superficie del cofre para que parezca viejo.


El acabado, al ser para interior, he utilizado nogalina y para dar un aspecto más antiguo una buena capa de cera nogal.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Portal de Belén.



Desde hace años me ha fascinado todo lo relacionado con las maquetas, y como no, los Belenes.

He querido hacer esta entrada en estas fechas, por que viene muy bien intentar hacer uno mismo su propio Belén y así poder usar para ello numerosos materiales reciclados y por un coste muy bajo.

He ido recuperando poco a poco diversos materiales, y lo único que he tenido que comprar ha sido, cola, escayola y pasta de modelar.

A la hora de hacer un Belén, tendremos que tener en cuenta la escala de las figuras. Existen en el mercado muchas medidas y en función del espacio que tengamos, deberemos elegir las más adecuadas.

Mis figuras son de unos 12 cm de altura, por lo cual el Portal de Belén tiene que tener unas medidas considerables.

Mide 37 cm de ancho, por 42 cm de alto, por 32 cm de fondo. 




Para empezar, he utilizado como base una de las tapas de las cajas de madera de los vinos. Suelo recuperar todas las que me dan, son muy útiles para hacer muchas cosas.

La estructura de Portal es de porexpan, mas conocido como “corcho blanco” para los embalajes.

Cuando encontré un trozo que se adecuara a las medidas idóneas, decidí ponerme manos a la obra.

Cortamos a la medida adecuada las paredes, y hacemos los recortes de la puerta y las ventanas.Las unimos entre sí pegándolas con cola blanca. Hay que tener cuidado con que pegamentos trabajamos, ya que algunos derriten el porexpan. Para ayudarnos a fijarlas entre si, podemos utilizar alfileres y una vez seca la cola los podemos retirar.


Una vez seca la cola y  antes de colocar el techo, haremos una masa con escayola con una textura parecida a las natillas y la aplicaremos por todas las caras, por dentro y fuera de las paredes y también por el suelo. Una vez bien cubierto dejaremos que se seque. Mientras mas textura dejemos mucho mejor a la hora de pintar. 



Para hacer la cúpula del techo utilizaremos como molde media pelota de tenis o algún objeto en forma de media esfera que se adecue a las medidas que necesitemos. Cubrimos el molde con papel de periódico y con una disolución de cola de carpintero y agua, vamos mojando el papel hasta cubrirlo por completo. Pasado un tiempo cuando el papel tenga consistencia retiramos el molde y dejamos que se seque por completo.

Pegamos el molde de papel en forma de cúpula en el centro del techo de porexpan,  y aplicamos escayola hasta cubrirla por completo. Una vez seca la podemos poner y pegar encima.



Para las piedras decorativas de la fachada, he utilizado bandejas de porexpan  como las que hay en las bandejas de verdura o carne envasada. He recortado las piezas y las he pegado, posteriormente las he pintado con pintura acrílica.






En este caso el techo lo he hecho en dos partes. La parte de la cúpula de escayola y porexpan y la zona que esta en pendiente, he utilizado un trozo de madera de marquetería y el pegado en el techo trozos de un viejo sombrero de paja y le he puestos unos trozos de madera transversales.






He utilizado unas cuantas varillas de las perchas de madera para hacer unas falsas vigas de techo, sobresaliendo por la fachada y decorando la misma.


Para las ventanas he utilizado la madera de marquetería que como comentaba, traen algunas cajas de vinos. Les he hecho unas rajas imitando las duelas de madera y les he colocado unas bisagras que he improvisado con chapa.




En la otra ventana, he utilizado una gasa imitando la celosía, la he pegado con cola de carpintero al marco de de la madera y la he pintado igualmente como el resto de la madera. Al secarse queda más rígida e imita mejor la celosía.


Para hacer la columna he utilizado pasta de modelar. Es muy fácil utilizarla, es como moldear plastilina. Damos la forma deseada y dejamos que se seque. Una vez seca tiene la textura de la escayola. La podemos decorar o pintar de la manera que queramos.

Quizás de las partes más gratificantes y sencillas es el suelo. Para hacerlo, simplemente una aguada con cola de carpintero encima de la escayola del suelo. La extendemos muy bien por toda la superficie y vertemos toda la cantidad que queramos de arena de playa. Le podemos aumentar o disminuir la textura según nos interese, al igual que introducir en ese proceso si queremos, algún objeto como ramas, rocas, troncos etc.
Pues estos son más o menos los pasos a seguir para hacer nuestro propio Portal de Belén o cualquier otra edificación del mismo.











domingo, 17 de noviembre de 2013

Farol.



Diseñé este farol para hacer un regalo. El objetivo es que ilumine de manera tenue y sea decorativo.

He utilizado para esto restos de madera, entre ellos unas tablas de palet que me sorprendieron por ser de una medida más ancha de lo normal. Tienen 18 cm de ancho, y me daban unas dimensiones bastantes adecuadas para hacer este farol.

Tenía claro como quería hacer la parte de madera, pero no sabia como hacer el soporte. Con unas abrazaderas de forja que suele haber en algunas traviesas del tren, he hecho una especie de gancho. La forma que tiene te permite colgarlo o cogerlo con la mano.
 



Como el farol estará expuesto al exterior, le he aplicado barniz hydrocrom en una tonalidad nogal oscuro, así dará un aspecto antiguo.

Ya solo queda colgarlo y colocarle la instalación electrica para poner una bombilla.


domingo, 6 de octubre de 2013

Mesita auxiliar.



Como suelo decir,  cuando inicio un proyecto, es por que tengo algún material de base para hacer cualquier cosa.

En este caso, el centro de esta mesa es una baldosa de mármol sin pulir, que me la han regalado unos amigos  de la construcción de un porche en el jardín de su casa.

La baldosa mide 30X60X2  cm y tiene un color claro que hace un buen contraste con el acabado nogal de la mesa.

He construido una estructura de madera con restos de vigas de palets. El principal problema que he encontrado en la construcción de la misma, ha sido la baja calidad de las maderas
y el haberme encontrado con muchas piezas retorcidas que he tenido que desechar y adaptar, pero al final he podido sacar las piezas suficientes para hacer esta sencilla mesa, con unas medidas de 48X78X55 cm.

Por estar en el interior, he utilizado para el acabado, aguarrás con betún de Judea y cera natural para dar un acabado con un aspecto más antiguo.

Este ha sido el resultado.

sábado, 31 de agosto de 2013

Lámpara de led.



Siguiendo con el tema de la iluminación voy ha dar una nueva entrada con una lámpara de led.

Hace un tiempo decidí sustituir las bombillas halógenas  por bombillas de led, pero en algunos casos, la luz que proporcionan esas nuevas bombillas no produce el efecto deseado.
Por ese motivo estoy diseñando nuevas lámparas mas adecuadas para los led.

En este caso he utilizado tiras de led, concretamente led SMD 5050, que se presentan en tiras de 5 metros con 60 led por metro.

Estas tiras se pueden cortar por unas zonas que vienen paparadas para ello, mínimo de 3 en 3 y máximo se puede utilizar la tira completa.

Una tira de led tiene un consumo de 22,5 watios, y simplemente se conecta a la red eléctrica de una casa de 220 voltios con un trasformador de 220V AC a 12V DC con un mínimo de 1 amperio.

Como siempre digo, me gusta hacer cualquier objeto con madera reciclada y en este caso ha merecido la pena aprovechar todos los materiales con los que he hecho esta lámpara.

He utilizado un tablón de encofrar de 1,20 metros, que recogí tirado en un contenedor.
Unas tiras de flejes de acero para embalar.
Recortes de tablas de palet.
Un retal de celosía.
Unos baldosines de barro.
Y un cargador de 12 v de un viejo juguete que he reciclado para los led.




He colocado 4 tiras de 80cm que iluminan hacia abajo, otra en el costado que ilumina un lateral para que no deslumbre y otra pequeña tira que ilumina hacia arriba.

La lámpara tiene una pequeña caja con una puertecita de celosía donde he metido el transformador, las fichas de conexión y me permite manipular los anclajes al techo.

Como casi todo el mobiliario de mi casa es rústico, me he decantado por un diseño de ese estilo, envejecido. El acabado con nogalina y algunos desperfectos, clavos, etc.